Covid-19: Que impacto tendrá en los EEFF?

 

 

El reciente brote de Coronavirus (COVID – 19), y la posterior declaración de la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una pandemia, han provocado que nos encontremos inmersos en un contexto de incertidumbre, hoy nos preguntamos, ¿cuál será el impacto que se generará en la información financiera?

 

Como primera aproximación, debemos resaltar el hecho de que las consecuencias variarán dependiendo de la fecha de cierre económico:

 

Ejercicios económicos finalizados el 31 de Diciembre de 2019:

Para aquellas cooperativas que se encuentran comprendidas dentro de este escenario, los factibles efectos del COVID – 19, serán hechos posteriores al cierre del ejercicio económico.

 

De acuerdo a lo establecido en la NIC 10, en su párrafo tercero, y también según la sección 32 de la NIIF para PYMES, pueden identificarse dos tipos de hechos:

(a) aquéllos que muestran las condiciones que ya existían en la fecha del balance (hechos posteriores a la fecha del balance que implican ajuste); y

(b) aquéllos que son indicativos de condiciones que han aparecido después de la fecha del balance (hechos posteriores a la fecha del balance que no implican ajuste).

 

Para los hechos que así lo requieren, la entidad deberá ajustar los importes reconocidos, en sus estados financieros, incluyendo la información a revelar. (Podría ocurrir entre otras cosas ante la recepción de información que indique el deterioro de un activo).

Para hechos ocurridos con posterioridad a cierre, que no requieren ajustes contables, (situación ante la que entendemos que nos encontramos hoy) debe exponerse en notas:

  1. la naturaleza del hecho
  2. una estimación de sus efectos financieros, o un pronunciamiento de que no se puede realizar esta estimación.

De acuerdo a lo establecido en la normativa contable, y en base a nuestro criterio profesional, les proporcionamos, a modo de ejemplo lo que podría ser el texto de la nota:

 

“El 11 de marzo de 2020 la Organización Mundial de la Salud ha declarado como una pandemia la propagación del Coronavirus COVID-19. Las diferentes medidas adoptadas a nivel mundial han tenido un impacto significativo en aspectos tales como la vida cotidiana así como en la economía mundial, nacional y la de las propias empresas. La evolución de la pandemia es altamente incierta.

 

Este contexto nacional y macroeconómico mundial podría afectar directa o indirectamente la situación financiera de la cooperativa en el futuro. A la fecha de emisión de estos estados financieros, no es posible estimar de manera confiable el impacto que esta situación tendrá en la situación financiera de la cooperativa y en el resultado de sus operaciones. En consecuencia, los valores de los activos y pasivos fueron determinados tal como lo requieren las normas contables adecuadas en Uruguay, en base a las condiciones existentes a fecha de cierre de ejercicio económico”.

 

Ejercicios económicos iniciados a partir del 1 de Enero de 2020:

En el caso de las cooperativas que se encuentran bajo estas condiciones, sí deberán cuantificar los impactos del COVID – 19 en sus Estados Financieros.

 

Se deberá analizar el incumplimiento de obligaciones financieras, el deterioro de los activos fijos, el riesgo de quiebra de socios con micro emprendimientos,  el deterioro de las carteras de crédito, entre otros.

 

Respecto a este último punto, la Auditoría Interna de la Nación, emitió el pasado 31 de Marzo, un comunicado dirigido a las Cooperativas de Ahorro y Crédito, referente a la flexibilización de los plazos de los créditos, incitando a que los Consejos Directivos de las instituciones, utilicen la potestad propia de su cargo, y contemplando la situación de emergencia actual, ofrezcan a sus socios la posibilidad de “reprogramar” sus créditos.

 

El comunicado agrega además, que para el caso de las instituciones que opten por llevar a cabo esta práctica, no deberán perder de vista lo establecido en el artículo Nº 95 del Decreto 183/018: “Los créditos reprogramados se expondrán separadamente. Los créditos refinanciados se previsionarán en la categoría de riesgo en gestión (más de 90 días) hasta que se haya cancelado el 50% del monto refinanciado

 

Debido a lo antedicho, deberán exponer en las Notas a los Estados Financieros la información correspondiente a este tipo de créditos.

 

Entendemos que mínimamente la nota debería contener el siguiente detalle:

  • Fecha a partir de la cual se comienza a efectuar la reprogramación de los créditos
  • Cantidad de créditos reprogramados
  • Composición original de los créditos, discriminando capital, interés e IVA.
  • Saldo de capital de los créditos reprogramados
  • Capital que fue abonado en las condiciones originales

 

Quienes tomen la decisión de reprogramar estos créditos, deberán tenerlos debidamente identificados, a efectos de poder responder a las revisiones del órgano de control estatal (AIN). Recomendamos entonces, establecer algún tipo de criterio para la fácil identificación de estos créditos en su correspondiente inventario.

 

Les recordamos también, respecto al comunicado de AIN emitido el 31/3, (por el cual estos créditos tendrían categoría de “reprogramados” y previendo además el impacto que ello puede generar en las cuentas de pérdida por el aumento de previsiones), que el IDC está recogiendo para elevar a AIN, las dudas y/o comentarios que puedan generarse desde las Cooperativas, a modo de llegar al establecimiento de un criterio más beneficioso para las mismas.